lunes, febrero 06, 2017

SINISTER- Syncretism (2017)

A estas alturas debe haber pasado por SINISTER media Holanda, o al menos la mitad de los deathmetaleros del país. Pero este nuevo disco conserva casi la totalidad de los que aparecían en el "The post-apocalyptic servant" de hace tres años, que a su vez eran los mismos que habían grabado dos años antes "The carnage ending", y la estabilidad les ha sentado de maravilla, porque han logrado hacer un disco salvaje, intenso e inspirado, lo mejor desde el fabuloso "The silent howling" del 2008. Parece mentira que SINISTER sigan siendo capaces de encontrar -si bien con frecuentes altibajos- el camino hacia el Death Metal con mayúsculas y que lo plasmen en discos tan aplastantes como este. Son una institución del Death europeo, una banda incansable y honesta, una referencia para nuevos y veteranos, y pese a los años y a los inacabables cambios de formación, tienen una fe ciega en sí mismos y un empeño que puede con todo.

Y lo mejor: lo han vuelto a hacer. Han vuelto a sacar un álbum que es un ciclón de furia, hecho a base de temas directos y dejando fuera las florituras y las chorradas. Nada de mil secciones ni riffs con una ristra eterna de notas, y, sobre todo, nada de riffs aburridos. Aquí hay Death Metal sacrílego y atronador, música demoniaca para perturbados, temas que te agarran de la solapa y te escupen veneno y fuego a la cara. La única novedad es la inclusión de pasajes y fondos entre lo orquestal y lo ambiental, pero muy bien integrados con la avalancha de guitarras y rugidos. Por lo demás, el sonido de guitarra es ultracortante, la batería muy sólida, la voz de Aad profunda -quizá con demasiado eco por momentos- y el conjunto es orgánico y lleno de fuerza, alejado de producciones frías y excesivamente pulcras. Me recuerda bastante al "Divine incarnation" de SUPREME PAIN (cómo no, otra de las muchas bandas de Aad) del 2011, en el sonido y también en la música, incontenible y violentísima, pero ejecutada con rigor y exactitud.

Creo que en lo que más han ganado en este disco ha sido en inspiración en los riffs, y más concretamente en el diseño rítmico de estos. La clave de un buen riff no es solo la línea melódica, sino el ritmo y los acentos que logran que se te quede grabado en la cabeza. Por eso los riffs hechos a base de un montón de figuras todas iguales son eficaces en el Death técnico, un género más proclive a lo intelectual que a lo visceral, pero a una banda como SINISTER les resta pegada. Grupos como SUFFOCATION, en cambio, se mueven a gusto en todos los terrenos, pero por algo son quienes son y lograron en su día aunar técnica y brutalidad de un modo que está al alcance de muy pocos. SINISTER han flirteado en algún momento con esa tendencia, pero sin verdadero éxito: lo suyo es el Death veloz, agresivo y directo, la cólera antirreligiosa, los riffs destrozacuellos, en todo lo cual este "Syncretism" se acerca a los tiempos gloriosos del "Hate", y en temas como "Blood soaked domain" y "The canonical rights" no se queda en absoluto por debajo de él.

Mención aparte merece el principio de "Dominance by acquisition": ¿en serio no se han dado cuenta ni nadie les ha dicho que es casi un calco del comienzo del "Stripped, raped and strangled" de CANNIBAL CORPSE? ¿O me lo parece solo a mí? Tampoco pasa nada, es una mera anécdota, porque enseguida estalla en una serie de riffs y materiales con entidad propia y acaba conformando uno de los temas más impactantes del disco, junto a los dos mencionados. Tengo curiosidad por leer la letra del tema-título, "Syncretism", porque el disco tiene muy poco de sincrético, más bien lo contrario, es rocoso y sin adornos ni mezclas, consagrado a patear puro Death Metal salido del infierno, así que supongo que el sentido no es, por tanto, musical. Se agradece, en todo caso, el cambio de orientación al elegir el título, así como el cambio de aires para la portada. Están en racha y saben cómo aprovechar su gran momento de forma. Pues que les dure mucho.